Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

martes, 21 de septiembre de 2010

Capitán de fragata (r), chicago boy y ex subsecretario de Educación de Pinochet, que hizo mea culpa en 2003, asume rectoría de Uniacc

Juan Enrique Fröemel reemplaza en el cargo a Daniel Farcas, dando un giro respecto a la política que tuvo la universidad para captar a los becarios Valech. En su cargo, cuando la ministra de la cartera era Mónica Madariaga, fue un actor clave en el proceso descentralizador y municipalizador que sufrió la educación en dictadura. Luego fue rector de la UC de Valparaíso y en 2003 pidió públicamente “perdón” a sus colegas por ser “indolente en reaccionar, durante los más de veinte años en que nuestra Patria viviera sumergida en la discordia”.


El profesor Juan Enrique Froemel Andrade, según anunció la Universidad de Artes, Ciencias y Comunicación (Uniacc), será el nuevo rector del plantel académico a partir de este momento.
Froemel, capitán de fragata en retiro, PhD de la Universidad de Chicago y ex rector de la Universidad Católica de Valparaíso, entre 1985 y 1990, se desempeñó como subsecretario de Educación cuando la titular de esa cartera, en el gobierno del general Augusto Pinochet, era Mónica Madariaga.
Fue, de esa forma, un actor clave en el proceso descentralizador y de muncipalización que sufrió la educación en dictadura.
De vasta trayectoria en el mundo académico, el ahora rector de la Uniacc –que reemplaza en el cargo a Daniel Farcas- coordinó diversos equipos en la Unesco entre 1998 y 2003, fue consultor de la OCDE y participó en el proyecto de Reforma Educación para una Nueva Era del Estado de Qatar, entre 2003 y 2009.
De pasado liberal y cercano a la iglesia Católica, Fröemel hizo un mea culpa por su actuación en los años de dictadura. Desde Qatar, en diciembre de 2003 escribió una carta para excusar su ausencia a un acto por los DDHH en la UCV y sostuvo que era su deseo hacer “un acto personal de constricción y de solicitud de perdón a mis compatriotas y en especial a mis hermanos de la comunidad de la UCV, por aquellas ocasiones en las que, si bien nunca por acción, sí por omisión, dejé de hacer lo más de mi parte para aliviar el sufrimiento de mis hermanos o no miré de frente la realidad de ese mismo padecer y por ello fui indolente en reaccionar, durante los más de veinte años en que nuestra Patria viviera sumergida en la discordia”.
La decisión de los propietarios de la Universidad, el grupo internacional Apollo Global, pone término a la situación creada hace algunos meses, luego que trascendiera que la Uniacc se había beneficiado de manera irregular con las becas Valech para ex prisioneros políticos y que costó la salida del ex rector Farcas. Tal situación ya había sido informada en 2007 en un reportaje especial de la revista El Periodista.
Para captar a los miles de becarios que podían acceder a estudios superiores, la Uniacc había cambiado parte de su profesorado, incorporando gente del mundo progresista e, incluso, otorgado un reconocimiento al obispo Sergio Valech por su contribución a los DDHH.