Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

miércoles, 19 de octubre de 2011

Duros forcejeos de parlamentarios con Carabineros cuando Fuerzas Especiales desalojó a manifestantes en la Cámara. Policia dice que la orden la dio el UDI Patricio Melero quien arriesga la censura de su mesa.

Según parlamentarios de la Concertación, el hecho es inédito en democracia y fue llevado a cabo con "uso excesivo de la violencia". El presidente de la Cámara afirmó que la decisión fue "de Carabineros". La policia lo culpa a él de la decisión de desalojo. Hubo cinco detenidos
Una fuerte polémica se desató en la Cámara de Diputados luego del desalojo emprendido por efectivos de Fuerzas Especiales de Carabineros contra un grupo de estudiantes, quienes protestaban contra el ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Hinzpeter.

El secretario de Estado participaba en una sesión en la que se analizaban medidas para asegurar de mejor manera el derecho a las libertades de reunión y expresión en el país, en el marco del actual conflicto educacional, cuando un grupo de jóvenes lo increpó desde las tribunas.


Los incidentes se registraron mientras intervenía en la sala el diputado de la UDI Edmundo Eluchans, momento en el que manifestantes que se encontraban en las tribunas comenzaron a gritar consignas en contra de esta colectividad política a la que responsabilizan de la violencia en el país. Los gritos eran contra la UDI, esencialmente, partido donde militan el alcalde de Providencia, el ex Dina, Cristián Labbé, el vocero de Gobierno, Andrés Chadwick y el presidente de la Cámara, Patricio Melero.

Esta situación provocó que el diputado Patricio Melero, ordenara el desalojo de las tribunas, ingresando de inmediato carabineros no solo de la corporación sino también acompañados de efectivos de Fuerzas Especiales, provocándose violentos incidentes con los manifestantes.

En medio de los desmanes, cinco de los manifestantes fueron detenidos y un efectivo policial resultó herido, desalojándose al resto de los jóvenes de las tribunas.Diputados de oposición subieron a las tribunas para intentar calmar la situación, pero sólo formaron parte de los forcejeos.

El diputado socialista Carlos Montes acusó que nunca antes en democracia habían entrado Fuerzas Especiales al Congreso
|
El capitán de Carabineros, Manuel Velásquez, señaló que recibieron la orden de desalojar por parte del presidente de la Cámara, Patricio Melero, sin referirse a la presencia de Fuerzas Especiales.


El diputado Juan Carlos Latorre (DC), testigo de la detención de los jóvenes, dijo que Carabineros no está autorizado para entrar con efectivos de Fuerzas Especiales a la sala de sesiones, "lo que hizo hoy Carabineros es inaceptable", manifestó.

El parlamentario incluso fue a pedirle explicaciones por el actuar de Carabineros al capitán Manuel Velásquez, encargado del procedimiento policial, a quien le recriminó que le constaba que efectivos de Fuerzas Especiales detuvieron a los cinco jóvenes.

"Es una detención en mi opinión absolutamente ilegal porque no puede detener a personas en la sala, puede sacarlos de ahí aunque ellos se resistan pero no llevárselos detenidos en un carro policial", dijo Latorre.

"Las personas que fueron detenidas fueron sacadas por efectivos de Fuerzas Especiales, por personas que están entrenadas a actuar en condiciones distintas a las de la sala de sesiones. Es una detención ilegal, abusiva", agregó.

El capitán Velásquez le informó al parlamentario que los jóvenes fueron detenidos antes de que ingresaran los efectivos de Fuerzas Especiales y luego de que se ordenara el desalojo de la sala, afirmando que se les tomó por el delito de "oponerse a la acción de personal de servicio".

El dirigente de la Confusam, Esteban Maturana, que estaba entre los manifestantes en la sala, acusó que funcionarios de diputados de derecha provocaron a manifestantes en las tribunas, por lo que pidió que en las próximas sesiones que se convoquen se aumenten las medidas de seguridad y se eviten estas provocaciones.

El diputado Lautaro Carmona (PC) afirmó, por su parte, que lo ocurrido es una exageración del funcionamiento de la Cámara e insistió que a la sala no pueden entrar Fuerzas Especiales de Carabineros "a golpear a los jóvenes".
En tanto, el diputado Rodrigo González (PPD), uno de los impulsores de la sesión especial, en la que se encontraba el ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter, afirmó que lo ocurrido es un ejemplo de que el derecho a manifestarse sobre el cual estaban discutiendo en la sala se está conculcando incluso en el Congreso.



http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20111019/pags/20111019233854.html

Las postales de la marcha estudiantil

Paremos el hueveo


Acabo de ver en TV, todavía con asombro, el reportaje que da cuenta de los jóvenes que tienen que pagar casi el 50% de sus ingresos para trabajar como empaquetadores de supermercados. Me pareció un déja vu, creo haber escuchado antes la noticia, o el mito urbano, en fin, todavía me asombra. Me viene a la memoria ese otro mito (o realidad, ya no sé) de las cajeras que debían usar pañales. Recuerdo un reportaje del día anterior sobre los choferes del Transantiago y sus condiciones laborales. Mi memoria retrocede un poquito más y aparece La Polar, y las farmacias, y la lista podría continuar.
Me asombra tanto abuso, tanto egoísmo, tanta miseria humana de los que tienen más con los que tienen menos. Esa ausencia de ponerse por un momento en el lugar del otro. La vieja enseñanza cristiana de esperar para los demás lo que me gustaría para mí.
Me toca, por trabajo, viajar a muy seguido a Valparaíso y siempre me llamó la atención por qué las bebidas energéticas están siempre bajo llave en los minimarket de los servicentros. La señora que me atendió un día me explicó con resignación: “Si se las roban, tenemos que pagarlas nosotras, las descuentan por planilla”. Increíble ¿o estoy pidiendo mucho? Me imagino que esa no es una política comercial del grupo Angelini.
En el debate interno que se dio en la Concertación para la última campaña presidencial, un amigo decía que para aspirar a mayores grados de igualdad en Chile había básicamente cuatro mecanismos: i) expropiar los medios de producción; ii) reformas laborales que aumenten el poder de los trabajadores; iii) reforma tributaria para que los ricos paguen más impuestos; y iv) reforma educacional, para mejorar acceso y calidad. En aquel entonces mi amigo pensaba que la primera medida no estaba en la cabeza de nadie. Decía que los gobiernos rehúyen asumir como bandera las reformas educacionales, pues rinden frutos a muy largo plazo, por lo que había que centrarse en los tributos y las relaciones laborales.
La historia posterior es más o menos conocida. En honor a la verdad (puedo equivocarme) ninguna de las dos coaliciones políticas principales impulsó un relato abierto por la igualdad.
Y después de un año y medio, curiosamente, los “futuros” líderes de nuestra sociedad, tal vez en un arrebato de entusiasmo juvenil, están proponiendo renacionalizar el cobre. Ni hablar de reforma tributaria y reforma educacional. Solo se echa de menos en el debate la propuesta del movimiento sindical (tal vez es una inadvertencia mía).
¿Cuál es el punto? Chile está hoy, gracias al movimiento estudiantil, discutiendo sobre igualdad y en ese contexto me atrevo a proponer -con todo respeto- otro mecanismo para alcanzarla, una precondición si se quiere: Paremos el hueveo.
Paremos el hueveo de los gerentes de todo tipo que buscan la ventaja pequeña para esquilmar a sus clientes o trabajadores.
Paremos el hueveo de los abogados que se prestan para redactar cláusulas abusivas.
Paremos el hueveo de pagarles el mínimo a nuestros trabajadores, además de quedarnos con la plata de sus cotizaciones previsionales.
Paremos el hueveo de poner el acento en que la “gratuidad total” de la educación no es posible y empecemos a preguntarnos “cuánta gratuidad podemos financiar”, pero en serio, es decir, no con lo que hoy tenemos en el presupuesto, sino con lo que el país en su conjunto puede aportar.
Paremos el hueveo de señalar que “veamos primero las necesidades y después vemos si hay que subir los impuestos”. ¡Si las necesidades son inmensas para la mayoría!
Paremos el hueveo de decir que el foco debe estar en mejorar la gestión del Estado, si las carencias que tiene están por todos lados.
Paremos el hueveo de motejar a los estudiantes como “intransigentes” y de asociarlos a los violentistas, y rescatemos el gigantesco aporte que han hecho y que los políticos no han hecho o no han querido hacer.
Un país serio no puede avanzar si no alcanza mayores grados de igualdad, de cohesión social, de sentido de comunidad, de pertenencia a un colectivo, de confianza en los demás y en las instituciones. Y estamos viendo cómo -de manera preocupante- un resentimiento y una indignación, crecen cada día, y -peor aún- entre los más jóvenes. Y por otro lado, una suerte de indolencia de la élite, con muchos tecnicismos y poca empatía. Una suerte de inmovilismo nacional que no nos permite alcanzar acuerdos en pos de una mayor justicia.
A Dios gracias, no todo es tan negro, mientras escribo estas líneas veo también en TV las declaraciones de Felipe Lamarca, el otrora líder del mismo grupo dueño de los servicentros, abogando por una reforma tributaria; recuerdo entonces haber leído en la misma línea a una señora de origen alemán dando una entrevista a un semanario cuyo nombre me recuerda la famosa obra de Marx, y me pareció haber escuchado en la radio, a la hora del taco, algo similar de
Roberto Fantuzzi, en representación de Asexma.
Sin embargo, en nuestra cuestionada democracia representativa los principales llamados a liderar este proceso son los políticos (que se dedican a representarnos) y, dentro de ese mundo, el Gobierno es -qué duda cabe- el primer responsable. Si no paran de huevear (nuevamente con todo respeto) las próximas elecciones pueden convertirse en la dulce venganza de millones de personas (sobre todo si prospera la inscripción automática), y ahí sí que el hueveo podría ser en serio.

http://www.theclinic.cl/2011/10/19/paremos-el-hueveo/

“Sus caras eran como si estuvieran drogados o locos, estaban desaforados”


Miércoles 19 de octubre 2011 14:22 hrs.

Testimonio de violencia policial en campus Juan Gómez Millas

“Sus caras eran como si estuvieran drogados o locos, estaban desaforados”

Rodrigo Alarcón López
Exif_JPEG_422
El investigador de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile, Luis Pouchucq, relató detalles de la entrada de Fuerzas Especiales al recinto universitario y su detención junto a otros estudiantes. “Ninguno de nosotros agredió a un carabinero. Fueron ellos quienes nos agredieron y de manera muy brutal", señaló.




“Saqué mi cámara de celular, empecé a tomar fotos y cuando voy a tomar una, a un carabinero que estaba con la cara descubierta, se me abalanza, me quita el celular y me empiezan a llevar. Varios funcionarios trataron de detener que me llevaran y golpearon a otros cuatro funcionarios. Uno quedó con un corte en la cabeza, otro fue golpeado en el piso… muchas cosas”.
Así comienza la narración de Luis Pouchucq, investigador de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile, quien resultó detenido luego que la policía entrara el martes en la mañana al campus Juan Gómez Millas.
Luego que encapuchados incendiaran un bus de Transantiago en avenida Grecia, los efectivos de Fuerzas Especiales ingresaron al recinto universitario y llegaron hasta la Facultad de Ciencias, a considerable distancia de las instalaciones de Filosofía y Humanidades, donde se habían concentrado los incidentes.
“Los encapuchados corrieron y se escaparon, pero cuando la policía llega, se queda acá en Ciencias, donde no estaba ocurriendo nada, e irrumpen en las dependencias del Departamento de Matemáticas. Nosotros vimos que tenían a cuatro jóvenes reducidos y los estaban golpeando, entonces empezamos a tratar de echarlos, porque es ilegal, nadie les había permitido el acceso”, relató.
Según Luis Pouchucq, en ese momento la policía detuvo y golpeó a estudiantes y funcionarios que no participaban de los hechos de violencia: “Ninguno de nosotros, en ningún momento, agredió a un carabinero. Fueron ellos quienes nos agredieron a nosotros y de una manera muy brutal. Si las caras que tenían eran como que estuvieran drogados o completamente locos, estaban desaforados”, señaló.
“Nunca entendieron nada, insultaron a una colega que estaba tratando de ayudarme. Decían ‘que saquen a esta yegua, esta yegua está loca’, una cosa así. Por suerte no la golpearon, porque yo vi cómo golpearon a otra colega, que la pusieron contra la reja porque estaba tratando de evitar que los policías salieran. También golpearon a un guardia que trató de cerrarles la puerta. Fue una acción desmesuradamente violenta”, añadió.
Finalmente, el funcionario del Laboratorio de Biología Estructural y Molecular y otros siete estudiantes fueron detenidos y llevados a un carro lanzagases. Luego, el grupo fue trasladado a un bus de Carabineros: “Después nos llevaron al colegio República de Siria (Grecia con Juan Moya) y vemos por las ventanas que están desalojando el colegio y sacando a más de diez niños, eran niños, de una forma muy violenta. A una niña la estaban arrastrando de los pies. Los subieron a una micro delante de la nuestra y luego nos pasaron a todos a la comisaría”, dijo.
Cerca de las 11 de la mañana, afirmó Luis Pouchucq, una fiscal ordenó que todos fueran liberados por falta de pruebas. Sin embargo, finalmente solo pudieron abandonar la 18° comisaría de Ñuñoa cinco horas después: “No sé por qué. Y cuando nos soltaron, solo nos hicieron firmar un libro y nos echaron sin ningún papel ni citación”, agregó.
“Nos pidieron muchas veces los datos, nos sacaron muchas fotos e hicieron muchas preguntas. A algunos chicos trataban de sindicarles que ellos fueron los que quemaron la micro afuera. Yo les decía que habían cometido un error: soy funcionario y ellos estudiantes, estábamos en nuestro lugar de trabajo y estudio. Les decía que cómo era posible que llegaran, irrumpieran en el lugar y golpearan a todo el mundo como si fuéramos delincuentes. Nuestra facultad es absolutamente pacífica, no hay encapuchados ni bombas molotov”, aseguró.
Luis Pouchucq constató diversas lesiones en el cuello y piernas, donde fue golpeado con un bastón, y logró que un compañero de trabajo rescatara su celular, con las fotos del incidente. Éstas serán utilizadas en acciones legales contra Carabineros.







http://radio.uchile.cl/noticias/127173/

Ingresan proyecto que agrava sanciones en contra de dirigentes sindicales que participen en actos de violencia

El diputado de la UDI Enrique van Rysselberghe aseguró que resulta “incomprensible” y “repudiable” el ataque perpetrado el 11 de octubre en contra de la sede parlamentaria de Van Rysselberghe, que fue encabezado por el presidente Regional de la CUT en Concepción, Alex Iturra".


El diputado de la UDI Enrique van Rysselberghe ingresó al Parlamento un proyecto de ley que pretende agravar las sanciones en contra de aquellos dirigentes sindicales que participen en actos de violencia, ya sea a personas o daños a la propiedad pública y privada.
El parlamentario aseguró que resulta “incomprensible” y “repudiable” el ataque perpetrado el 11 de octubre “por un grupo de jóvenes de los partidos comunista y socialista en contra de la sede parlamentaria de Van Rysselberghe, el cual fue encabezado por el presidente Regional de la Central Unitaria de Trabajadores en Concepción, Alex Iturra”.
“Las funciones sindicales tienen como objetivo defender los intereses de los trabajadores y no realizar activismo político ni actos de violencia contra las personas. Todos quienes tenemos un cargo de representación debemos ser particularmente cuidadosos en no caer en acciones que atenten contra la seguridad de las personas y que vayan en contra del pluralismo y la diversidad de opiniones que existen en nuestro país, situación que en el caso de los parlamentarios está prevista con la pérdida del cargo”, subrayó.
En concreto, el texto legal establece como circunstancia modificatoria de la responsabilidad penal, constituyendo como agravante de la misma, las acciones de dirigentes sindicales que en el ejercicio de su cargo  participen en actos que causen lesiones a personas ó daños a la propiedad pública o privada, situación que actualmente no se encuentra debidamente sancionada en nuestra legislación penal.
“Abrigo la esperanza que iniciativas como ésta promuevan una participación responsable de nuestros dirigentes sindicales en la vida laboral y social chilena, siempre en un plano de respeto al orden legítimamente establecido”, concluyó.


http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2011/10/19/ingresan-proyecto-que-agrava-sanciones-en-contra-de-dirigentes-sindicales-que-participen-en-actos-de-violencia/

Automovilista enfrenta a manifestantes con una presunta arma de fuego en Concepción


Las barricadas levantadas por manifestantes buscan interrumpir el tránsito para dar cuenta del conflicto estudiantil que atraviesa el país. Para algunos, esto es intolerable y al responder pueden perder el control de si mismos.
Una delicada situación se vivió este miércoles en el frontis de la Universidad de Concepción, cuando un enfurecido automovilista que debió desviar su camino por las protestas, se vio envuelto en una airada discusión con los jóvenes.
El hombre sacó de su auto lo que a simple vista parece un arma de fuego corta, para repeler a quienes le conminaban a retirarse. A los segundos, parece retomar el control, ocultó la presunta arma y se fue.
Afortunadamente la situación no pasó a mayores y no tenemos que lamentar dar una noticia más grave.







http://www.biobiochile.cl/2011/10/19/automovilista-enfrenta-a-manifestantes-con-una-presunta-arma-de-fuego-en-concepcion.shtml

2 mil estudiantes marcharon por Antofagasta y protestaron contra Carabineros

Con total normalidad alrededor de 2000 estudiantes marcharon e hicieron “funas” en distintos lugares donde se impartían clases.



La protesta nacional de hoy convocó a más de 2000 estudiantes universitarios y secundarios de distintos establecimientos de Antofagasta, marchando en dirección al Juzgado de Garantía a la espera de que los 22 estudiantes detenidos de la Universidad de Antofagasta, fueran formalizados y dejados en libertad.

A pesar del masivo descontento, la marcha de hoy se desarrolló de manera pacífica haciendo un recorrido por las distintas iglesias que quedaban en el camino. “Pasamos por las diferentes parroquias e iglesias donde se están dictando clases para mostrarles a los estudiantes que seguimos más firmes en la lucha y funando el plan de rectoría”, señaló el Secretario de Comunicaciones de la UCN, Gabriel Álvarez.

En el Juzgado de Garantía los alumnos fueron formalizados por desórdenes. Gabriel Álvarez declaró “fuimos al juzgado a esperar que ellos salieran en libertad y a la espera de la causa judicial que se va a venir en el futuro”.

En cuanto a los lesionados, el más afectado perdió una pieza dental y presenta una fractura nasal y mandibular, lo que causa extrañeza es que debió constatar lesiones de forma particular ya que en el Hospital fue declarado sin lesiones. Con esos antecedentes presentará una querella, al igual que una estudiante de la carrera de quimíca y farmacia que presenta lesiones graves y deberá ser operada de una fractura en su tobillo. 

Matías Maldonado, estudiante de ingeniería comentó, “usaron extrema violencia, a un compañero con un lumazo le quitaron piezas dentales y le fracturaron la quijada, a mi polola le fracturaron el tobillo, a otro compañero le fracturaron la nariz, fue totalmente brutal”, declaró.

Pasadas las 13 horas con 30 minutos, el tránsito volvió a la normalidad y la marcha se disolvió en forma pacífica y sin detenidos.



http://www.elnortero.cl/noticia/politica/2-mil-estudiantes-marcharon-por-antofagasta-y-protestaron-contra-carabineros

Diputado Schilling y El Movimiento Estudiantil



Lo que busca el gobierno a través de las iniciativas del Ministro del Interior es separar la sociedad del Movimiento Estudiantil, porque no se explican cómo han durado 5 meses; han durado 5 meses porque el 80% de la población apoya este Movimiento Estudiantil.

CONFLICTO ESTUDIANTIL: ¿QUIÉN FINANCIA EL MOVIMIENTO?

CARLOS ERNESTO SÁNCHEZ..- Es hora de la consecuencia. Dejar en el pasado a los profesionales de la política y de la dirigencia sindical, que desde oficina, sin dar pasos en la fábrica o industria, hacen carrera bien remunerada a nombre de trabajadores

Miércoles 19 de octubre de 2011| por Carlos Ernesto Sánchez
Se argumenta que la voz del pueblo es la voz de Dios. Viajando en taxi, hace unos días, el chofer –bastante locuaz- comentaba que los males que afectan a Chile tienen su origen en los políticos que no hacen nada y llenan sus bolsillos de dinero. El chofer, hombre de unos 50 años, decía no comprender con qué dinero viajaban los dirigentes del movimiento estudiantil que tiene paralizado a vastos sectores de alumnos tanto secundarios como universitarios.
Los dirigentes estudiantiles realizaron una gira que los llevó a Europa donde se reunieron con sindicalistas, políticos e intelectuales.
En la lógica del chofer de taxi, resultaba incomprensible que estos jóvenes, que representan a otros que no tienen ni siquiera para el Transantiago, viajaran, asumiendo costos que no todo mortal chileno puede realizar.
Las encuestas han dicho una y otra vez su palabra: la clase política y dirigencial está desprestigiada y, para el común de los mortales, no son actores creíbles.
Hace unos meses, el presidente de la Cut fue cuestionado por opíparo almuerzo que compartió con sus acompañantes en un restaurant de Valparaíso. Cheque por medio el escándalo fue un golpe para el simple trabajador que aporta a la multisindical, y no puede darse esos costosos placeres.
La gente sencilla intuye que algo pasa, que la prédica de ideales está bien resguardada con suculenta billetera, que llama atención porque no se conoce horario, empresa, cargo o labor que desarrolla el dirigente. Sin trabajo conocido.
Ante cada llamado a protestar, los muros de las calles son inundados de carteles de buena calidad, que tienen alto costo de impresión. La pregunta es quién financia estos impresos, de dónde provienen los dineros, cuánto se gasta en estas publicidades.
Si alguna ONG o privado financia estos carteles que llaman a las protestas, la consulta es qué motiva financiar estas actividades.
No digo que las causas de las protestas sean legítimas o no. Lo que llama la atención es quién está financieramente detrás de estas acciones. Nadie puede negar que en el tema hay poca transparencia. No sólo en torno al movimiento estudiantil.
Llama la atención que en Ahumada esquina Huérfanos un grupo de ciudadanos se instale todos los días a horario completo a requerir firmas para cuanta causa esté en la agenda. Estos activistas no creo sean voluntarios a tiempo completo y todos los días. Alguien debe cancelar su trabajo de recolector de firmas. ¿O detrás de cada firma que entregamos está la comercialización de bases de datos?
Siguiendo la lógica del taxista, me pregunto, quién financia a los presidentes de los partidos políticos que no están en el gobierno y que no son congresistas –los oficialistas son nominados en directorios-. ¿De qué viven y cómo obtienen recursos aquellos que todas sus horas las dedican al activismo partidario?
Creo que transparentar y responder las preguntas que se hace la gran mayoría de ciudadanos es devolver credibilidad al trabajo político.
Ahora, si argumentan que se viaja y financian a dirigentes con aportes del extranjero o de privados, el tema se pone complicado, porque puede servir para crear y mantener conflictos que a todos nos afectan, pero que trae ganancias para quienes los dirigen y mantienen.
Si bien comparto plenamente los motivos que originaron las movilizaciones estudiantiles, hoy no comparto la internalización de este conflicto. No estoy de acuerdo con salir al extranjero a explicar o pedir apoyo a favor del conflicto.
Es hora de la consecuencia. Dejar en el pasado a los profesionales de la política y de la dirigencia sindical, que desde oficina, sin dar pasos en la fábrica o industria, hacen carrera bien remunerada a nombre de trabajadores o miembros de la organización.
Conocí hace años en Concepción un sindicato forestal, creado a imagen y semejanza de sus dirigentes. Una organización de fachada para mantener dirigentes funcionales al Partido al que pertenecían.
Hoy demasiados han asumido que el fin justifica los medios. Parece ser la hora de los dirigentes sociales que hacen carrera en el rubro, y de políticos que con verbo encendido financian sus días.
Como dijo el taxista, algo no huele bien.
http://www.lanacion.cl/conflicto-estudiantil-quien-financia-el-movimiento/noticias/2011-10-19/173520.html

Comentario destacado de la nota Fuente:

Nicolás Sepúlveda Ballesteros · Melipilla, ChileA ver a ver a ver señor columnista... sólo hablaré del asunto de los estudiantes, pero en todas partes hay cabros tarreando pidiendo algunas monedas y harta gente (me incluyo) les damos algo. Segundo, ha sido público que algún par de sindicatos han hecho donaciones a la Confech (un sindicato minero donó unos 10 millones, se está viendo en qué gastarlos, donde entra prescisamente los cartelitos que usted menciona, entre otros). Hay tanta organización social apoyando que apoyo monetario no va a faltar para este tipo de causas.
Y sobre el viaje a Europa, fue financiado con uno de los actores que invitaron a los dirigentes, que es el Instituto Internacional de Investigación Política de Civilización (IIRPC), que financió el viaje y estadía de los cabros... y si el gobierno no es capaz de dar respuesta, bueno, bienvenida sea la presión y consejo de otras partes (tanto la ONU como la OCDE han reiterado que la cosa en Chile no está bien, y hasta los perros del FMI han sugerido una reforma tributaria para financiar gastos sociales... y no digamos que estas organizaciones son marxista-leninistas...)