Questions? Feedback? powered by Olark live chat software

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Estudiantes desalojados en Providencia anunciaron acciones legales en contra de alcalde Labbé


Acciones legales en contra del alcalde Cristián Labbé anunciaron estudiantes de los dos liceos de Providencia que durante la jornada resultaron desalojados por Carabineros: José Victorino Lastarria y Carmela Carvajal.
Según la vocera de este último, Jeniffer Pardo, Labbé cometió una irregularidad judicial en el procedimiento, ya que previamente había interpuesto un recurso de protección, el que debió resolver la Corte de Apelaciones.
En tanto, tras 2 horas de reunión entre el Centro de Padres del liceo Carmela Carvajal, la directora Rosa Del Valle les comunicó que el establecimiento sería sometido a una limpieza, por lo que a partir del día viernes de la próxima semana sería habilitado para el reinicio de las clases.
Maricela Ramírez, una de las cuatro representantes de los apoderados, reconoció que el liceo presenta daños, aunque menores al interior de la sala de reuniones.
La representante además anunció que continuará el resguardo de Carabineros en las afueras del liceo en calle Italia, aunque la dirección evalúa la contratación de guardias de seguridad.



http://www.biobiochile.cl/2011/09/21/estudiantes-desalojados-en-providencia-anunciaron-acciones-legales-en-contra-de-alcalde-labbe.shtml

Giorgio Jackson llama al gobierno a no seguir “extorsionando” al movimiento estudiantil

En cuanto a los desalojos de liceos, el timonel de la Feuc advirtió que ésto pueden "convertirse en una chispa nos vuelva nuevamente a fojas cero".





El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, Giorgio Jackson, hizo un llamado al gobierno a que realice un gesto de humildad para ayudar a salvar el año escolar y emplazó a las autoridades a no siguir “extorsionando” al movimiento estudiantil.
“Es bastante lamentable que se haga una aseveración de manera tan simple y en las Fiestas Patrias (por parte del ministro Bulnes) de que 70 mil estudiantes han perdido el año, siendo que si uno revisa la legislación todavía existe posibilidad de que los estudiantes junto con los directores y los consejos de profesores decidan un plan de trabajo que permita terminar con el año académico y no tener las consecuencias irreversibles que nosotros queremos evitar”, sostuvo el dirigente en Radio Cooperativa.
Agregando que “es preocupante que los estudiantes nos tengamos que hacer cargo de este problema y que el Gobierno no gobierne. Hoy estamos tratando de dar pasos para cerrar los semestres, para que esto no repercuta (negativamente) en la misma educación pública que estamos defendiendo”.
“¿Cuál es el paso que va a dar el Gobierno? ¿Va a seguir extorsionando, presionando, o va a tener generosidad y humildad para decir ‘en realidad éstas son las demandas que están pidiendo no solamente los estudiantes, sino que el mundo social?’”, apuntó.
En cuanto a los desalojos de liceos, Jackson advirtió que ésto pueden “convertirse en una chispa nos vuelva nuevamente a fojas cero”.



http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2011/09/21/giorgio-jackson-llama-al-gobierno-a-no-seguir-extorsionando-al-movimiento-estudiantil/

Vicepresidente Feuc: “Se evalúa la posibilidad de deponer las tomas y paros”

"Cada universidad o cada colegio decidirá autónomamente en qué momento deja de lado estas medidas de presión y avanza al cierre del semestre", sostuvo el dirigente estudiantil.



El vicepresidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, Pedro Pablo Glatz, aseguró que “ante la negativa del gobierno de poner las garantías para un espacio fructífero de trabajo”, el movimiento estudiantil se encuentra en la “disyuntiva” de seguir con las tomas y paros.
“En ese sentido, cada universidad o cada colegio decidirá autónomamente en qué momento deja de lado estas medidas de presión y avanza al cierre del semestre”, sostuvo el dirigente enRadio ADN.
Agregando que “en ningún caso se va a acabar el movimiento estudiantil, ya sea a través de manifestaciones como la que va a haber mañana, la marcha multitudinaria a nivel nacional, u otro tipo de actividades de corte más original”.
De igual modo, dijo que están dispuestos a utilizar todos los canales institucionales que se vayan abriendo, “los estudiantes buscan proyectar esta lucha, no manteniendo los paros y las tomas por años, pero dejando para el próximo año o los sucesivos los temas que queden pendientes sobre educación”, indicó.
En esa línea, lamentó “esta actitud del Gobierno de apostar al desgaste en vez de apostar a trabajar en conjunto en pos de una solución, y aprovechar esta oportunidad histórica en la cual la ciudadanía está bastante concientizada y empoderada con respecto al tema de la reforma educacional”.
“Esta afirmación, por parte del presidente, de que 70 mil escolares ya perdieron el año, nos parece algo bastante irresponsable y que en muchos casos no se condice con la realidad, ya que exista cierta reglamentación que permite a los mismos directores de colegio a finalizar el año en conjunto con las comunidades escolares independientemente, por lo que esperamos que no se tenga que dar esta lamentable situación que, a nuestro juicio, es responsabilidad del Gobierno de no ser capaz de llevar a buen puerto esta discusión y conflicto que lleva más de cuatro meses”, concluyó.





http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2011/09/21/vicepresidente-feuc-se-evalua-la-posibilidad-de-deponer-las-tomas-y-paros/

La "mala educación" de Piñera es reflejo de su personalidad que complica solución en conflicto educacional al pasar a llevar a sus ministros y entregar cifras que le rebaten los propios estudiantes, según cientista político

"Con respecto al estilo del presidente y el conflicto educacional, hemos visto en esencia pura el estilo Piñera, un estilo muy personalista, muy llevado a sus ideas, muy “patrón de fundo”, donde él es quien controla y quiere estar encima de todo", sostiene el especialista Alejandro Olivares.


Cuando hablamos de educación, las aristas son variadas, al igual que los puntos de vista. El conflicto estudiantil que se arrastra por más de 4 meses y que cada vez se ve más entrampado por los distintos puntos de vista dentro del gobierno, ya que el ministro de Educación Felipe Bulnes dice una cosa, el presidente Piñera otra, el vocero Andrés Chadwick difiere de ambos. Es una historia de contradicciones que deja bastante que desear.

Cuando el primer mandatario afirma en una entrevista televisiva que "es muy doloroso ver cómo 70.000 niños van a perder su año escolar, pero un Presidente tiene que preocuparse por los tres millones y medio de estudiantes y escolares que necesitan iniciar el segundo semestre y seguir avanzando", queda una sensación bastante extraña, donde se aprecia un tono amenazante más que otra cosa.

Con ello, una vez más, queda de manifiesto como al Presidente de la República, el tema de la educación, en buen chileno "le queda como poncho". Al parecer, la estrategia no está teniendo efecto, es más, podemos visualizar como en reiteradas oportunidades, se ha mostrado como el empresario que es, sosteniendo que "nada es gratis en esta vida, alguien tiene que pagar" o bien que "la educación es un bien de consumo". Así deja de manifiesto el real sentido que tiene sobre la educación.

Pero no nos extrañemos, ya conocemos a Sebastián Piñera. Es un hombre atarantado, medio hiperkinético, nervioso, donde muchas veces da la sensación que tiene que llegar primero, y por eso no piensa mucho antes de actuar. Un claro ejemplo fue lo ocurrido con la reunión a la que invitó a los dirigentes estudiantiles a La Moneda, donde se dijo que el ministro Bulnes no tenía idea y que incluso pensó en renunciar. Fuentes del propio gobierno admitieron que el secretario de Estado hizo ver a Piñera, su incomodidad con la situación ante el anuncio inesperado del Presidente.

Como era de esperarse, en Palacio defendieron la actitud de Piñera, asegurando que está en su derecho y es parte de gobernar el tomar decisiones. Pero esa postura se contradice con la original del Ejecutivo de trasladar el debate estudiantil al Congreso, justamente para no afectar aún más la dañada imagen presidencial.

Parte del oficialismo, más crítico, ha dejado en evidencia que Piñera no ha superado un problema que ha quedado de manifiesto desde el inicio del gobierno y es que "no aprende a jugar en equipo e insiste en no delegar", incluso lo han tildado de "táctico no estratégico",

Reacciones frente a sus declaraciones

Según el dirigente de los estudiantes Giorgio Jackson, el gobierno tiene "una estrategia" para "traspasar" el costo de las protestas a los estudiantes. "El Estado debería ser garante de que se cumpla la obligatoriedad de haber estudiado hasta cuarto medio", señaló.

Para Jackson, el gobierno "también se tiene que hacer responsable de los 70.000 estudiantes", que en su movimiento por un cambio de sistema educativo han alcanzado "posiciones tan radicales" como tomarse las escuelas y dejar las clases. "Los estudiantes no son los que tienen que gobernar, el gobierno tiene que dar estas soluciones", dijo el dirigente estudiantil.

Por su parte, el portavoz de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones) Freddy Fuentes, pidió al gobierno que sea "específico al momento de dar anuncios" y que aclare quiénes son los alumnos de educación secundaria que ya han perdido el año escolar.

Las críticas desde su vereda

Pero no solo desde el sector más beligerante llegan problemas. El senador UDI Hernán Larraín criticó al gobierno por sus últimas decisiones frente al conflicto estudiantil. Rechazó que no se quitara la urgencia a proyectos de ley enviados al Congreso, y sostuvo que ver la situación desde la perspectiva del orden público es no entender su profundidad.

El parlamentario gremialista teme que el Ejecutivo "convierta el problema estudiantil en un problema de orden público. Porque si el tema son las paralizaciones y movilizaciones, la señal que se estaría dando es que si no hay problemas de orden público, no hay nada que apurar, nada que conversar. Me parece que ése no es el tema. Minimizar la fuerza que tiene este problema es también muy equívoco, porque aunque se desinflara y desintegrara ese movimiento, el problema sigue sobre la mesa, y tarde o temprano la ciudadanía va a cobrar la cuenta", advirtió.

El legislador oficialista lamentó que desde La Moneda no se enviara una "señal positiva" de quitar la urgencia a proyectos de ley, uno de los requisitos solicitados por los estudiantes para sentarse a trabajar.

"Al quitarle la urgencia, se les decía a los alumnos 'no los vamos a tramitar mientras estemos conversando' y daba una señal positiva, y no lo hizo. Y los estudiantes también exigen de repente algunas condiciones que no son las más razonables o viables", dijo, aludiendo al término del semestre. "No podemos tener un semestre que termine a mitad del próximo año", indicó Larraín.

El senador concluyó diciendo que "los estudiantes tienen que entender que tienen un minuto para capitalizar todo lo que han ganado, que es el grueso de su planteamiento, y el gobierno, conociendo esta realidad y teniendo su propio diagnóstico, tiene que ser el que genere la multitud de proyectos que se requieren para encauzar y hacer la gran reforma educacional que el país necesita".

Cambio21 conversó con el cientista político Alejandro Olivares, quien frente a la forma de abordar el tema por parte de Piñera, señaló que "con respecto al estilo del Presidente y el conflicto educacional, hemos visto una esencia pura del estilo Piñera, un estilo muy personalista, muy llevado a sus ideas, muy "patrón de fundo", donde él es quien controla y quiere estar encima de todo. Como además es un poco impulsivo, comete errores tanto de lenguaje como otros más de fondo, como en este caso del tema educacional. Dicho en forma coloquial cada vez que interviene en el tema es como apagar el incendio con más bencina".

El cientista sostiene que "este estilo es propio de Piñera, efusivo, de querer controlar todo y estar ahí. Hay que acostumbrarse a este estilo de liderazgo bastante particular que le ha funcionado bastante bien, primero como empresario y luego como político. Este comportamiento político es precisamente el resultado de su evolución en su carrera tanto empresarial como política, donde le ha significado grandes derrotas pero al mismo tiempo le ha dado la posibilidad de llegar a la presidencia de la República.

Por último, Olivares plantea que "no hay ningún incentivo real para que cambie su estilo, quizás si el clima educacional no se soluciona, si sigue bajando en las encuestas y sigue cayendo su popularidad, podría eventualmente significar un punto de inflexión en el estilo de liderazgo de Piñera, pero creo que es muy difícil que cambie su estilo, porque le ha dado muy buenos resultados económicos y políticos. ¿Cuáles son los incentivos reales para cambiar este estilo de liderazgo? Hasta el momento ninguno", concluyó.


http://prontus.ivn.cl/cambio21/site/artic/20110921/pags/20110921183150.html